Por las palabras somos medidos, 
y con los actos
determinamos
lo que dijimos…

Y si te vas, la ausencia  se nota, y decae mi sonrisa,
mas allá de todo lo que pueda salir de mis pensamientos,
sabes que el sentimiento jamás dejara de existir,
porque te llevo en mi sangre…
porque eres todo eso que a muchos les falta,
y a mí en ocasiones me sobra,
y que difícil se hará todo cuando ya no estés en estas habitaciones
que cruel será para mi conciencia, que mal se sentirán mis entrañas.
Que lejos podes estar, que cerca te puedo sentir.
A veces cuesta entender, que algún día ya no volverán tus reproches,
y las agudezas de tu voz.
Con quien podre algún día mandarte a pedir mis perdones,
esos que aun no puedo decirte,
esos que mereces, y no puedo dar.
A quien  le voy a ofrecer los abrazos que jamás te di…
como podre no pensarte, como hare para no recordar todos los mementos compartidos,
y esos tantos que no pudimos,
tal vez por mí, tal vez por vos,
o porque así lo escribieron, y nos toco acá abajo,
las cosas pasan una sola vez, y ya ves, cada vez que puedo aprovecho,
para por lo menos tomar un sorbo de tus caricias,
cuanto me duele todo eso que derroche…

No hay comentarios:

Publicar un comentario